viernes, febrero 16, 2007

La bailarina desnuda

"La bailarina desnuda". Ángel Zárraga. S. XX

Según Rodolfo Panichi esta obra es “verdaderamente notable por la sobriedad del color y por la entonación general y el vigor del modelado... Una muchacha cubierta sólo por un negro velo español en la cabeza, se mueve en una terraza con leve paso de danza, manteniendo algo de compuesto y hierático que da a la figura un sentimiento de castidad, a pesar de la desnudez...; casi da la impresión de una grave figura sacerdotal bizantina. La ropa y la mantilla están puestas con armonía de tonos sobre el parapeto de la terraza que se abre al campo; a la derecha, una mujer, de diseño y porte admirables, entre indiferente y enojada, espera sentada, escrutando sin embargo con aire burlón de disfrutadora habituada, el efecto producido sobre el espectador”. Destacan los contrastes de las figuras: vestidas y desnudas, jóvenes y ancianas... Toda la obra tiene un carácter ritual que constituye una de las señas de identidad de Zárraga.

La figura principal se muestra orgullosa, poderosa, consciente de la reacción que produce en el espectador. Se muestra diva, elegante, bella en definitiva. La anciana que está a su lado lo sabe. Por un lado lo acepta y lo disfruta; por otro lo censura y le desagrada. Todo está en manos del espectador, que se siente abrumado por la belleza de la joven pero al mismo tiempo culpable al saber que está viendo algo que en principio no tiene derecho a hacerlo.

Es un ejemplo claro de tentación. No la “Tentación” que ofrecía Greta Garbo en 1929, elegante e hierática, sino más sensual, más del estilo de Marilyn en “La tentación vive arriba”. Wilder reconocía en 1955 que no era fácil ponerse durante el rodaje en el pellejo de Di Maggio, cuando veía que cientos de personas se quedaban anonadados cuando se rodaba la famosa escena en la que la falda vuela hasta la cintura al pasar por el respiradero del metro.

En cualquier caso las tentaciones a las que nos enfrentamos a diario no son exclusivamente de tipo sexual o físico. Tentaciones económicas, sociales... las vemos todos los días detrás de cualquier esquina. ¿Seremos capaces de resistir a las tentaciones, o seremos de los que piensan que la mejor manera de superarlas es caer en ellas?



Voy a ver si me encuentro dentro de mi piel y comprendo por qué nada puedo entender. Me resulta tan raro todo lo normal, me tropiezo, me caigo y vuelvo a tropezar.
Creí que me había equivocado, luego pensé que estoy bien aquí, en mi nube azul. Todo es como yo lo he inventado y la realidad, trozos de cristal, que al final hay que pasar descalzo.

Puedo estar borracho pero no me he perdido, lo que pasa es que me gusta pasear. Pasito a pasito, buscando el equilibrio y dejándome llevar.
Sólo estoy jugando a que me invento un camino, primero a saltitos luego en espiral. No me mires así, me está clavando un cuchillo.. ¿o es que no sabe jugar?
Yo seguiré mirando al cielo...
Puedo ser pequeño pero tengo un castillo, si te lo imaginas ya puedes entrar.

Quién se puede reír del dolor cuando mira a la cara. Quién puede discutir la razón con las manos atadas...
La gente idiota se siente a salvo, cerebros enfermos en cuerpos muy sanos.
Sé que tú me quieres engañar, y eso ya es bastante; en tu boca sólo hay mentiras y en la ciudad hay sangre.
Me he mirado el esqueleto, ya sé que no soy perfecto, y eso me ayuda mucho.

No quiero ver injusticia, no quiero ver miseria, no quiero ver militares ni princesas. No quiero ver dictadura, no quiero ver pobreza, no quiero ver religiones ricas ni reinas.

He salido a la calle abrazado a la tristeza, vi lo que no mira nadie y me dio vergüenza y pena...
Los llantos desconsolados que estrangulan las gargantas, dos ancianos encorvados, parece que la tierra los llama...
Me da pena que se admire el valor en la batalla, menos mal que con los rifles no se matan las palabras.

En medio del mar te sientes como en un desierto. Primavera ven, y cúrame el invierno.
Hoy me quedo en casa, lo de fuera no me interesa, ya saldré a dar una vuelta otro día que no llueva.

Todo lo que no aprendí... nunca se me ha olvidado. No he perdido la razón y tampoco la he encontrado.

Ojalá me hubiera dado cuenta antes. No siempre lo urgente es lo importante. Tal vez son las brujas, tal vez el destino... Yo siempre me pierdo en el mismo camino.

He aprendido en esta vida de lo bueno y de lo malo. Me he levantado por el cielo y me he arrastrado por el barro. Voy mirándome en los charcos, yo no necesito espejos, sé que soy mucho más guapo cuando no me siento feo.

Después de un invierno malo, una mala primavera, dime por qué estas buscando una lágrima en la arena.

He sido divertido. Me equivocaría otra vez. Quisiera haber querido lo que no he sabido querer. ¿Quieres bailar conmigo? Puede que te pise los pies.

¿Sabes? Quisiera darte siempre un poco más de lo que te pido...
Sabes que quiero más, no sé vivir sólo con cinco sentidos. Este mar cada vez guarda más barcos hundidos...
La vida apenas solo dura un rato... y es lo que tengo para estar contigo.

Ahora sí, parece que ya empiezo a entender. Las cosas importantes aquí son las que están detrás de la piel. Y todo lo demás... empieza donde acaban mis pies. Después de mucho tiempo aprendí, que hay cosas que es mejor no aprender.

Cada cual que siga su camino, cada cual que baile su canción. Tu destino, dicen, ya está escrito. El mío tengo que escribirlo yo.

Y mi pobre corazón de hierro se me fue oxidando con las penas...
Mi pobre corazón lo divino, lo valiente, lo cobarde, lo esperado, mi virtud y mi defecto, mi barranco y mi camino...

Y vuelvo a ser un loco por sobrevivir a la locura de la vida...
No me sale bien la cuenta de la vida: o me sobran noches o me faltan días...
Puedes encontrarme cerca del final. Porque todo empieza cerca del final.

Gracias Fito: cómo analizar toda una vida repasando una discografía...

- “Cómo tener confianza en una mujer que le dice a uno su verdadera edad. Una mujer capaz de decir esto es capaz de decirlo todo”

- “La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella”

- “Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo”

- “No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea”

- “¡Es fantástico! ¡Un hombre casado, aire acondicionado, champagne y patatas fritas! ¡Una fiesta maravillosa!". Marilyn hablando con T. Ewell.

5 Comments:

Blogger Gara said...

Deee ro ro ra, darum deero... deee ro ro ra...

Suscribo lo de fito, y añadiría un fragmento más:

la tristeza y la alegría,
viajan en el mismo tren
¿Quieres ver el mundo?
Mira, esta debajo de tus pies.

Aunque mis favoritas son la primera y ésta:
Ojalá me hubiera dado cuenta antes
No siempre lo urgente es lo importante
Tal vez son las brujas tal vez el destino
Yo siempre me pierdo en el mismo camino

19 febrero, 2007  
Blogger Gara said...

"Tengo gustos simples. Me satisfago con lo mejor."

"Los placeres sencillos son el último refugio de los hombres complicados."

Wilde es grande. Todo el mundo debería conocer a lord Henry.

19 febrero, 2007  
Blogger Gara said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

19 febrero, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Hoy al ver de nuevo este cuadro lo he visto distinto...
No veo a una mujer provocadora ni segura de sí misma, creo que esta mujer con esa pose tan erguida y tan bien instruida está vestida... es el espectador el que la ve desnuda! la conoce tan bien que así la plasma en el cuadro, bajo un velo que le recuerda que no lo tiene fácil, q la atan mil circunstancias... pero que en el fondo no puede esconder nada para él... él conoce cada centímetro no sólo de su cuerpo sino de su alma, de sus pensamientos...
Gracias Carax

19 febrero, 2007  
Blogger vehemente said...

Solo añadir...:

Todo se derrumba y es tan fácil. Todos mis castillos son de arena. Todo lo que sueño es tan frágil

Ruinas... ¿no ves que por dentro estoy en ruinas?

Sobra la luz que me hace ver todo lo que yo escondía...no se seguir, no se volver (…) Dime que tu, tu si me ves.

Raro!! no digo diferente digo raro!! ya no sé si el mundo está al revés o soy yo el que está cabeza abajo

¡¡Soy todo lo que me pasa!! Tu me ves...¡¡yo no!!

Ahora si, parece que ya empiezo a entender. Las cosas importantes aquí son las que están detrás de la piel

…aprendo a: coger el cielo con las manos, a reír y a llorar lo que te canto, A COSER MI ALMA ROTA, a perder el miedo a quedar como un idiota.

…y una voz que me decía: déjate llevar si el alma te lleva. Duele el corazón cuando te lo dejas

…perdona tengo cosas que hacer, que aún me queda media vida pa' encontrar la melodía

…dejadme nacer, que me tengo que inventar

pero por encima de todas… “PRIMAVERA VEN Y CURAME EL INVIERNO”

01 marzo, 2007  

Publicar un comentario

<< Home